Aprobada la Cuenta General de 2017 del Ayuntamiento con una deuda de 208 millones

Foronda defiende que, a pesar de estas cifras, se cerró el ejercicio con diez millones por debajo de las previsiones del Plan Financiero. 

Al Equipo de Gobierno le han bastado los votos de Ciudadanos y de dos no adscritos, Gómez y Álvarez de Eulate, para sacar adelante la Cuenta General del año 2017, que se cerró con una deuda de 208 millones de euros y que supone el 107 por ciento, en la primera sesión plenaria del curso político. El PSOE se ha abstenido, mientras que Imagina, Salinero y Guinea la han votado en contra. 

 

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ha defendido que apesar del alto nivel de endeudamiento que posee el Consistorio, se ha conseguido contener el gasto corriente hasta ponerlo 10 millones del previsto, recordando que el pasado año se asumió la deuda del Consorcio de Villalonquéjar, lo que obligó a realizar el Plan Financiero. Aun así, ha mantenido que estos resultados son "reales y positivos". 

 

Mucho más crítico se ha mostrado el concejal socialista, Antonio Fernández Santos, quien ha criticado la gestión de Foronda advirtiéndole del defencto producido en el nivel de ingresos anuales de 58 millones de euros algo que, ha puntualizado, "no creo que se normal en un presupuesto de 200 millones". 

 

Asimismo, ha recordado la necesidad de que la deuda del Consorcio de Villaonquéjar, que se le adjudicó al Ayuntamiento de Burgos tras ser calificada como "Administraciones Públicas", cambie de nuevo de clasificación para que la dinámica negativa en las cuentas vaya variando, por lo que ha instado al Equipo de Gobierno a trabajar en este aspecto. 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: