circle

Serrat hace un canto a la democracia y a la tolerancia

"La historia nos enseña que en situaciones de crisis los pueblos llegan a entregar las llaves de su propia celda a sus carceleros"

Serrat hace un canto a la democracia y a la tolerancia
Acto de investidura del cantautor Joan Manuel Serrat como nuevo doctor honoris causa por la Universidad de Burgos.
Verónica Fernández Ramos
Verónica Fernández Ramos
Lectura estimada: 4 min.

Joan Manuel Serrat i Teresa ha sido investido hoy doctor honoris causa por la Universidad de Burgos (UBU), destacando en su discurso la importancia de la democracia, la tolerancia, la defensa de los más desfavorecidos y la necesidad de enfrentar el cambio climático.

"Reconozco mi patria en los caminos. Como dice el lema de esta Universidad, In itinere veritas, en el camino está la verdad", expresó Serrat en su emotivo discurso, donde abordó temas como la inmigración, el cambio climático, la democracia, la desinformación, la cultura, el conocimiento y las canciones.

"Mi madre decía que su patria estaba donde comían sus hijos. Eso mismo deben pensar miles de madres que, a lo largo del planeta, caminan con sus hijos dejando atrás la tierra que los vio nacer, buscando un lugar donde sus hijos crezcan y aprendan a convivir en paz en una nueva patria común", recordó.

Refiriéndose a la dura realidad de los inmigrantes, Serrat lamentó: "Viéndolos atascados en los barrizales, en el descansillo de una Europa mezquina, vieja y desalmada, atorados a la orilla de un Mediterráneo que otrora fue cuna del pensamiento y puente de culturas, no puedo dejar de preguntarme: ¿Dónde quedará la patria de esta gente...?".

Para el nuevo doctor honoris causa de la UBU, esta dramática situación tiene como una de sus principales causas la negativa a enfrentar las consecuencias del cambio climático. "Ellos solo caminan. Caminan donde los llevan sus zapatos, empujados por la guerra, la pobreza o el impacto climático que convirtió sus hogares en lugares inhabitables. El cambio climático provoca ya más desplazamientos que las guerras. Es una realidad que afecta a todas las regiones del mundo y, a mi entender, el problema capital que enfrenta la humanidad".

En este contexto, el rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos, subrayó que Joan Manuel Serrat defiende "la necesidad de cambiar nuestro estilo de vida y perseguir la justicia social y económica. Es un derecho y una obligación reclamar un futuro para una juventud que necesita reconocerse. No sabemos cuál es el camino, pero sí sabemos el camino que no debemos volver a tomar".

Serrat señaló: "No soy un científico, pero presto atención a las palabras de los que saben. Solo soy alguien que canta y escribe canciones mirando a su alrededor, con los sentidos alerta y escuchando las voces de la calle y también sus ecos. Mis canciones son el resultado de lo que siento, pero también de lo que me cuentan los demás. Son lo que soy, pero también lo que quisiera ser. Son mi realidad, pero también mi fantasía".

"Soy hijo de padre catalán y madre aragonesa», recordó Serrat. «Escribir y cantar en catalán y en castellano son maneras naturales de expresarme que coexisten en mí y se enriquecen mutuamente. Creo en la democracia, en la tolerancia y en el respeto al derecho ajeno. La democracia es el medio natural para la protección y la realización efectiva de los derechos humanos y sus principios solo son tales si van de la mano de la justicia".

Como nuevo miembro del Claustro de Doctores de la Universidad de Burgos y próximo receptor del Premio Princesa de Asturias de las Artes, Serrat advirtió: "La historia nos enseña que en situaciones de crisis graves reaparecen las tendencias a formas autoritarias. Los tiranos se alimentan de la desilusión y, cuando se las desatiende, las democracias pueden morir de intrascendencia y los pueblos llegan a entregar las llaves de su propia celda a sus carceleros".

Serrat enfatizó la necesidad de "recuperar los valores democráticos y morales avasallados por la avidez del mercado, donde todo tiene un precio, donde todo se compra y todo se vende. Más que nunca, nos necesitamos los unos a los otros. Todos debemos sentirnos importantes porque todos somos importantes. Frente a la desinformación, la mentira y la ignorancia, debemos defender la importancia de la cultura y el conocimiento. El conocimiento es el pilar fundamental que nos sustenta y nos caracteriza como especie. Solo con el conocimiento progresamos individual y colectivamente".

Antes de concluir su discurso pidiendo a los asistentes que "aunque pinten bastos, no dejen nunca de cantar. Canten, que cantando se conjuran los demonios y se comparte lo que se ama", Serrat destacó que "el conocimiento nos ayuda a saber quiénes somos y a entender más y mejor el entorno del que formamos parte y del que dependemos. El conocimiento es bueno para vivir en paz, para aprender a ser libres y para crecer sin miedos. El conocimiento profundiza la vida democrática".

Posteriormente, visitó el Jardín de la Sabiduría de la UBU, donde desde hoy se erige un pino piñonero en su homenaje como "compositor, músico y voz de poetas". El rector Pérez Mateos elogió la figura de Serrat, describiéndolo como "referencia y faro de diferentes generaciones", y alabó su capacidad para crear obras que expresan sentimientos y emociones colectivas que trascienden barreras geográficas y culturales.

"Nadie como tú representa mejor el espíritu universal presente en lo que significa esta institución llamada Universidad, encargada de generar, transmitir e impedir que se olviden los conocimientos que mejoran y humanizan nuestras vidas. Tus canciones también impedirán que se olviden los sentimientos y emociones que dan sentido a lo que somos: 'Eres un lujo para el alma y el oído, un modo de vengarse del olvido'", concluyó Pérez Mateos.

El rector resaltó el compromiso de Serrat con la libertad y la democracia, destacando su valentía en la defensa de los derechos humanos y su coherencia en mantener sus compromisos e ideas, pese a las duras consecuencias que enfrentó, como la prisión o el exilio durante el régimen franquista. "Gracias Joan Manuel por tu arte, por tu valor y por ser el entrañable mestizo que ha enriquecido las vidas de tantas personas. Te queremos", finalizó Pérez Mateos.