Cyl dots mini

Aquarius y a tomar del frasco

¿Recuerdan Vds. el Aquarius? Pues ahora, toma del frasco carrasco, y en plan litrona.
Pobre Canarias, quien te ha visto y quien te ve y como te veremos. Por si el coronavirus
no te hubiera atizado suficiente, arruinando tu principal y casi única industria, ahora viene la
invasión de cayucos a rematar la faena, además con el beneplácito y la colaboración con los
mafiosos, aprovechadores de desgracias ajenas y comerciantes de sangre, del gobierno que nos ha caído en desgracia.

 

Quien va a querer ir de vacaciones a un lugar a punto de convertirse, si
no convertido ya, en un infierno. Yo no iría de vacaciones a Canarias ni, aunque me las pagaran
y me pusieran un sueldo, en que situación tendría que verme para caer por allí. Así que adiós
turismo canario, haceros a la idea de que clase de visitantes vais a recibir, no creo que os resulte difícil porque ya tenéis más que una muestra.

 


Queridos compatriotas canarios, no os preocupéis, que cuando os echen de vuestras
casas, siempre podréis venir a la península, que los godos somos buena gente y os recibiremos.
De todas formas, no todo será malo, en Canarias hay muchos votantes socialistas, por lo menos esos estarán contentos y les encantará quedarse para atender a los navegantes.
Dejaremos en Canarias funcionarios encargados de administrarlas, que tampoco se trata
de regalárselas al moro como el Sahara, recuerdan Vds. la marcha verde, pues eso. Mandaremos para allá a un general Weyler, que algunos se creen que los campos de concentración fueron un invento de Hitler y Stalin, bueno algunos se los atribuyen exclusivamente al nazismo, cuando fue el comunismo más bestial todavía.

 


Tampoco hay que remontarse a la edad antigua para comprobar que, en toda época se
cometieron crímenes de lesa humanidad, ni buscar en tierra extraña, basta recordar que se hizo con los prisioneros franceses en Baleares, abandonados a su suerte y repudiados por su querida patrie, que no quiso saber nada de ellos por haber perdido en Bailen, que mucha leyenda negra y mucha farfolla, pero aquí todos tenemos de que presumir y a los franceses se les da mejor que a nadie, que una conducta vergonzosa no quita que Bailen figure en su afamado arco como batalla ganada por Napoleón, excelentes seguidores de su imaginario paisano Chauvin. No es mi intención dar ninguna idea, como si no hubiera suficiente gente pensante, pero tal como se están poniendo las cosas, esto puede acabar peor que mal.

 


Aunque no estoy tan seguro, parece que de momento nos estamos librando del traslado
a la península, pero no se crean que se debe al buen hacer del gobierno, que está gestionando
la crisis de los cayucos como la del virus, si por ellos fuera, estarían encantados de que los
salvamares no hicieran escala en Canarias, vendrían directamente a Cádiz, ¿que no tienen
autonomía?, ¿y qué? colocamos un par de barcos nodriza en la ruta, de los gasolineros de las
proximidades de Gibraltar y resuelto, además, de paso algunas familias patrias harían caja.

 


Menos mal que Europa, la que nos mira con ojos escrutadores y parece tenernos cada día menos aprecio, no está por la labor y probablemente le ha dado un toque a Pedro advirtiéndole que trasladar cayuqueros a la península puede suponer recortes y no solo para mantenerlos, que gilipollas no son y saben que, de Cádiz a Paris, a Bruselas, a Berlín y a Helsinki hay tres pasos. Moscú queda un poco mas lejos, además, seguro que antes de intentar entrar en Rusia, prefieren quedarse en casa, algunos si saben tratar ciertos asuntos.

 


¿Como es eso de que ahora se dirigen a Canarias porque se han cerrado las rutas del
Mediterráneo? Creo que hay cosas que merecen una explicación, no creo que quienes han
cerrado esas rutas tengan la jeta de echarnos en cara que nosotros hagamos lo mismo. ¿Y como lo han hecho?, igual solamente se necesita copiar su método.

 


Tampoco creo que sea necesario copiar a nadie, se supone que tenemos un CNI que
servirá para algo, digo yo, vale que no será el Mosad, ni la CIA, ni la FSB, pero algún agente
tendremos en Marruecos que nos pueda contar de donde salen, que igual no sabemos
interpretar las imágenes de los satélites, así que bastaría con remolcarlos al límite de las aguas
territoriales marroquíes más próximas a su costa y darles un empujoncito, se les da una botella
de agua y listo, bocadillo no, que el hambre es buena consejera.


Y para esos hipócritas buenistas, que se les da de maravilla ejercer la caridad con recursos
de otros, que de predicar con el ejemplo nasti monasti, incluso algunos son unos vividores
sinvergüenzas que han convertido en profesión aprovecharse de desgracias ajenas con el
beneplácito y las subvenciones de los gobiernos, que les den, ya pueden llamar fachas,
xenófobos, racistas y toda una letanía, a quienes defienden a su país, a su gente y a sus familias de invasiones que nos encaminan a la miseria, si es por eso, lo que ellos consideran insultos son en realidad elogios.


El problema es tan serio, que, añadido a otros, fácilmente observables, socavan los
cimientos del estado de bienestar del que, a pesar de todo, aun disfrutamos. Como puede
aceptarse que, a unos delincuentes, si delincuentes, porque violan fronteras y eso es violar la
ley, se les premie con una estancia a gastos pagados en hoteles de cuatro estrellas, cuando hay
españoles pasando hambre. Y no me vengan con que pobrecitos, que todos no lo son, basta
verlos, casi todos jóvenes y en excelente estado físico, con dinero y teléfonos de última
generación.

 

Cuando un padre de familia español, desesperado, encontrándose en peor situación
que muchos de los marroquíes que huyen de su país, sí, porque ya sabemos que no todos están tan necesitados y solo buscan vivir a costa de los europeos, repito, cuando un padre de familia español, desesperado por no poder pagar el alquiler y dar de comer a sus hijos, decida atracar un banco y le pille la policía, ¿también vamos a mandar a toda la familia a un hotel a gastos pagados y ponerle un sueldo?, pues mire, si, mientras haya españoles necesitados, la caridad debe empezar por casa y ejercerla con ajenos cuando sobre.

 


Y digo yo, advertir a Marruecos, y cumplirlo, que mientras zarpe de sus costas una patera
con destino a suelo de un país europeo, no recibirá un puto euro ni meterá un tomate en el
mercado comunitario, no produciría algún efecto, o aquí también hay gente que pone por
encima sus intereses comerciales y de otra índole antes que permitir una medida que sería muy efectiva.

Comentarios

OLE 22/11/2020 18:11 #1
NO SE PUEDE EXPRESAR MEJOR

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: