¿Seguimos?
Cyl dots mini
Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

¿Seguimos?

Motivacion detail

Déjame que te cuente una conversación que hace tiempo tuve en el chat de LinkedIn después de agradecer a una persona que me aceptara en su red de contactos profesionales. La persona, después de contestar a mi agradecimiento, se despidió escribiendo lo siguiente: “¡A por ello!”. No supe muy bien a qué se refería y le contesté: “¿A por ello?”. A lo que me respondió: “Es una expresión muy mía. A ver si podemos colaborar”. Yo entendí que la expresión hacía referencia a la posibilidad de establecer una colaboración entre nosotros y que teníamos que ir a por ello. Entonces escribí todo entusiasmado: “¿En qué podemos colaborar?”. Esta conversación fue en el año 2019, todavía estoy esperando una respuesta.

 

Que vaya por delante que estoy muy a favor de todo aquello que a una persona le sirva para motivarse, activarse y llenarse de energía cada día (excepto las drogas). Pero no acabo de entender la intención por la que algunas personas añaden a sus comentarios y a sus emails ciertas palabras o mantras motivacionales. Últimamente me he encontrado varias personas que utilizan una única palabra: “Seguimos”. Y la verdad es que no entiendo muy bien qué es lo que quieren decir realmente.

 

Seguir por el simple hecho de seguir no es algo que sea beneficioso en sí mismo. Todos sabemos que en ocasiones necesitamos parar, mirar hacia atrás, mirar hacia adelante y reconsiderar nuestros planteamientos para orientarnos adecuadamente hacia nuestros objetivos. O incluso concretarlos, porque si seguimos sin rumbo o con un rumbo equivocado, sinceramente creo que no merece la pena seguir, sino parar y reconsiderar.

 

Pero si la palabra “seguimos” hace referencia al esfuerzo, al trabajo, a no desfallecer, a continuar a pesar de los reveses de la vida y de los obstáculos que uno se encuentra en el camino… Me parece fantástico y hasta loable cualquier persona que siga hacia adelante a pesar de los pesares.

 

El problema es que no está clara la intención de la persona que escribe la palabra “seguimos” si no da más información al respecto. Quizá podría ser que la persona estuviera haciendo algo terriblemente importante, hubiera interrumpido esa tarea para escribir el mensaje y creyera necesario avisar de que vuelve a retomar inmediatamente la tarea que ha dejado inconclusa. O tal vez es una llamada de atención a las personas que han leído su mensaje, para que después de leerlo sigan con el trabajo que estaban haciendo, en plan: “¡Oye! No te despistes, que seguimos trabajando ¿eh?”. Porque sino ¿cuál es la razón de que utilice la primera persona del plural? ¿A quiénes se está refiriendo? ¿O está escribiendo como portavoz de un grupo de personas? No lo sabremos nunca. Aunque también es posible que se esté refiriendo únicamente a él, pero utilizando el plural mayestático o plural de majestad habitualmente utilizado por reyes y papas. Quién sabe.

 

Si yo fuera una de esas personas que al terminar sus emails o sus comentarios escribiera la palabra “Seguimos”, la cambiaría por un mensaje más completo y más claro. Un mensaje que no dejara opción a dudas ni a interpretaciones equivocadas. Escribiría algo así: “Te animo a que sigamos haciendo los esfuerzos necesarios para alcanzar los objetivos que nos hemos marcado cada uno, después de un análisis concienzudo sobre hacia dónde debemos dirigirnos. Pero siempre y cuando te parezca bien, porque entiendo que no tengo la autoridad formal, ni tu reconocimiento personal para que me hagas caso simplemente porque lo diga yo”. Es cierto que este mensaje posiblemente fuera más largo que el propio email o mensaje que lo precediese, pero en mi opinión sería mucho más claro y más completo que la palabra “seguimos”.

 

De todas maneras yo soy más de empezar que de seguir. Pero esto requeriría otra explicación y, por lo tanto, un artículo diferente.

 

Sigo empezando.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

A 09/03/2021 07:08 #1
Yo creo que son coletillas que se ponen de moda y la gente las usa (abusa) para hacerse los guays.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: