Locos
Cyl dots mini
Img818 original

Los lunes al sol

El Viudo
Blog de actualidad

Locos

20200821181227 detail

Acaba de publicar un prestigioso periodista americano un libro demoledor sobre la vida de Trump en La Casa Blanca, donde demuestra con cintas de video y declaraciones personales certificadas por escrito y firmadas, que la mayoría de los colaboradores del presidente pensaban que realmente era un demente por su actitud con ellos, las maneras, las formas y los gritos que profería en las reuniones internas.


Era un secreto a voces pero nunca nadie se atrevió a denunciarlo públicamente por medio a las represalias hasta la llegada de éste escrito.


Ahora mucha gente de su equipo y su partido no lo niega, ni denuncia al periodista, ya que había que mantener ilusionados e inocentes a la millonada de votantes y seguidores que tenía el ex mandatario.

 

Un cantante de éxito, leyenda viva de nuestras vidas, “negacionista” confeso parece que realmente se ha vuelto loco. Pero en lugar de alejarle del ruido mediático por el daño que puede hacer su postura al resto de conciudadanos se le concede una entrevista en prime time ya que hay que alimentar a los cientos de miles de seguidores nostálgicos que tiene el artista.

 

El mejor jugador de fútbol de todos los tiempos alejado de los terrenos de juego mostró hasta su fallecimiento una actitud y unas declaraciones solo propias de alguien que ha perdido el juicio y el respeto por su persona primero y por los demás después. Era obligatorio invitarle a los platós aunque no pudiera apenas articular palabra o se desnudase bailando regetón. Pero había que dar carnaza a los millones de seguidores que han llorado en su tumba y se han tatuado su dorsal en las ingles.

 

En las imágenes de Afganistán podemos comprobar cómo sólo unos dementes pueden portar armas en cualquier sitio y a cualquier hora, como el que lleva el móvil de la mano o la barra de pan a la salida de la oficina, pero nadie les puede llamar locos ya que estratégicamente están situados en un enclave de paso entre dos mundos y deben de tener petróleo y minerales necesarios para nuestra complaciente vida diaria y no se puede hacer daño a los millones de seguidores que tienen repartidos por medio mundo.

 

Sólo un trastornado se puede poner día tras día frente a una cámara para demostrar que una cantante folclórica no tiene casi relación con su hijo, que existen pruebas de hijos no reconocidos por parte de una azafata o que presenta en exclusiva a una mujer de la limpieza de casa particular donde los señoritos no la dejaban abrir el frigo si no estaban ellos presentes.


Y se reúne con otros seis fanáticos operados de arrugas ganadas en noches de vino y rosas para mostrar lo peor de los seres humanos y su convivencia.

 

Todo el mundo sabe que no son personas normales.

 

Ni el expresidente, ni el jugador, ni los talibanes, ni el cantante, ni el presentador.

 

Pero en lugar de tratarles desde el respeto y el cariño de su tara e intentar ayudarles a poner remedio a esa enfermedad esquizofrénica, les mostramos públicamente en horarios de máxima audiencia, que es mejor tener al pueblo loco que consciente, no vaya a ser que mejoren las cifras de lectores de clásicos o se llenen los teatros de espectadores o los muesos de visitantes.

 

Observar a los locos es gratuito y no hace falta salir de casa para entretenerse con el espectáculo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: