Cyl dots mini
Silueta felix fuente original

Ilusionados por la política

Félix de la Fuente

Democracia degenerativa

20190805220054 detail

Nuestra democracia languidece, está enferma y en estos últimos 30 años, tanto en España como en la UE,  no ha cesado de degradarse.

 

Es verdad que en algunos campos ha habido ciertos avances -muy pequeños- pero en general la situación, tanto social como económicamente, ha empeorado para la mayoría de los europeos. Se ha aprobado un sueldo mínimo, y me parece muy bien, pero no pensemos que con  ese sueldo se pueden hacer muchos milagros, y mucho menos si no va acompañado con una política de empleo, que además procure unos sueldos dignos.

 

El sueldo mínimo es imprescindible para poder sobrevivir, pero el trabajo dignamente remunerado es indispensable para poder vivir como personas. Y que nadie alardee ni se plante medallas. Es lo mínimo que unos políticos o unos gobernantes deben hacer. Pensar que con el sueldo mínimo está ya todo resuelto es un insulto a la dignidad humana.

 

Prescindamos de las causas y de las consecuencias de la actual pandemia, pues esto merece capítulo aparte. Los males de España y de la UE son estructurales no ocasionales. No han empezado hace unos meses: Y, para más inri, de la pandemia no hemos aprendido nada. Al contrario. La solidaridad entre regiones de un mismo país y entre los diversos países de la Unión, que es lo más característico de una democracia, es algo ya desconocido.  Los desequilibrios económicos entre las capas sociales son cada vez mayores:  Concentrándonos en España, la pobreza y el paro ya van ahora e iban en aumento ya antes de la pandemia. Nos vienen avisando los organismos internacionales, tanto sanitarios, como económicos. Con una democracia de calidad afrontaríamos todo con muchos más recursos.

 

Son males estructurales, tanto los de España como los de la UE. En la UE, el mal se llama, sobre todo, voto a la unanimidad. Debido a esto en las cuestiones más importantes no podemos avanzar.

 

Y a esta unanimidad ningún Estado quiere renunciar, porque piensa que es un as en la manga para frenar la integración europea en el momento que le convenga hacerlo.  Y en España, la raíz de todos los males tiene el nombre de partitocracia, o si preferís dedocracia o gobierno de los más inútiles- Así nos va.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: