Recuperan 168 piezas de un yacimiento en Merindad de Sotoscuevas que fue allanado en febrero

Foto: GUARDIA CIVIL

Dos personas han sido denunciadas por el Seprona de la Guardia Civil por realizar estas inspecciones ilegales. 

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha denunciado a dos hombres de 57 y 54 años por realizar prospecciones ilegales en un yacimiento arqueológico en Burgos y ha intervenido un total de 168 piezas, han informado fuentes del Instituto Armado.

 

El Servicio Territorial de Cultura ya comunicó a la Sección del Seprona de Burgos que entre los días 25 y 26 de febrero un grupo de al menos diez individuos utilizó detectores de metales en prospecciones sin autorización en un yacimiento arqueológico ubicado al norte de la provincia, en la Merindad de Sotoscueva.

 

Tras una inspección ocular, el Seprona comprobó que los 'piteros', nombre que reciben estos buscadores ilegales de material arqueológico, habían realizado al menos 32 remociones de tierra. Después de realizar numerosas entrevistas individuales y con colectivos, se identificó a los autores y se recuperaron 168 piezas.

 

En concreto, los efectos intervenidos proceden de un yacimiento señalado como 'Campamento Romano' y relacionado con las 'Guerras Cántabras' y entre ellos se encuentran 31 tachuelas, 91 puntas de flecha, tres pasadores, 15 clavos, tres punzones, una alcayata, dos regatones, cuatro chapas y 18 piezas metálicas grandes. Todos ellos han quedado depositados en el Museo de Burgos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: