Las casetas de la Feria de Tapas podrían pagar un impuesto por ocupación de suelo

PSOE e Imagina piden que los hosteleros abonen la tasa de la ordenaza municipal, que está entre los 200 y 300 euros, como hacen los libreros en la Feria del Libro. 

La aprobación del convenio con la Federación de Empresarios Hosteleros para la celebración de la Feria de Tapas de las Fiestas Mayores de 2017, ha quedado sobre la mesa a instancias de los grupos socialista e Imagina, al considerar que el acuerdo era incompleto. Ambas formaciones consideran que los puestos deben pagar una tasa por ocupación de suelo, algo que no se ha hecho hasta ahora.

 

Según ha explicado la presidenta del IMC, Lorena De la Fuente, el concejal de Festejos, José Antonio Antón, había llegado a un acuerdo para la instalación de 45 casetas, se recuperaba la ubicación de la Plaza de Santo Domingo, la eliminación de la Tapa Gourmet y con la tapa fría y caliente a un precio de 2,40. Se ubicarían 9 en la plaza mayor, 6 en Santo Domingo, 10 en Plaza Roma, 5 en Plaza Roma, 5 en Plaza de la Libertad, 5 en Paseo de Atapuerca y 5 en Cale Gral. Santocildes. 

 

Desde el Equipo de Gobierno ven la Feria de Tapas una actividad de interés municipal que sirve para dinamizar las calles, por lo que consideran conveniente exonerar de la tasa de ocupación de suelo a las casetas, como lo están los conciertos, teniendo en cuenta que ya pagan un alquiler de 600 euros y se ocupan de los gastos de agua y luz.

 

Al haber cambiado las reglas del juego, ha explicado De la Fuente, deberán ser PSOE e Imagina los que negocien de nuevo con la Federación de Empresarios el convenio, planteándoles estos cambios en el precio de las casetas.

 

DISCREPANCIAS EN EL EQUIPO DE GOBIERNO

 

La introducción de la tasa de ocupación de suelo público no ha sido la única cuestión que ha creado discrepancias en el seno del Consejo del IMC (Foronda es partidario de que los hosteleros paguen un impuesto), sino también la ubicación de las casetas en la Plaza Mayor.

 

Según ha comentado la concejala de Imagina, Blanca Guinea, la responsable del área de Comercio, Carolina Blasco, ha expuesto las quejas de los comerciantes de la zona sobre la ubicación de los puestos. Al parecer, el convenio fijaba la colocación de los puestos dando la espalda a las tiendas, como se hacía otras veces, y no en el centro, como se hizo el pasado año. El Consejo ha dejado sobre la mesa también esta cuestión, emplazándose los grupos a llegar a una decisión intermedia que beneficie a todo el mundo.

 

Por otro lado, desde Imagina han recordado que los puestos de la Feria del Libro sí pagan un impuesto por ocupación de suelo. Además, han puesto sobre la mesa la opción de realizar bonificaciones a aquellas casetas que utilicen vasos reutilizables.