EspañaDuero culmina su reestructuración y descarta el cierre de más oficinas

Carlos Ranera, a la izquierda, durante la presentación del nuevo estudio sobre la coyuntura económica en la Comunidad.

El proceso de reestructuración de la entidad, que pertenece a Unicaja Banco, ha finalizado según su director comercial Carlos Ranera. 

Tras negar en dos ocasiones que se vayan a producir más cierres -EspañaDuero ha reducido a la mitad tanto su estructura de oficinas como la plantilla-, Carlos Ranera ha asegurado que el banco que surgió en su día de la unión de Caja España y Caja Duero ha cumplido ya todas las exigencias que impuso la Unión Europea por lo que ha reiterado el mensaje de que la reestructuración de la entidad está finalizado.

 

"No hay ninguna exigencia adicional", ha aseverado Ranera, quien ha aclarado que, de haber algún ajuste, será dentro de la normalidad del funcionamiento del banco pero no por motivos de exigencias de reestructuración de la red.

 

Dicho esto, ha recordado que EspañaDuero ha creado siete rutas móviles para dar servicio a más de 300 poblaciones de Castilla y León, la mayoría "muy pequeñas" donde, según ha reconocido, no tenía sentido mantener abierta una oficina física.

 

Ranera ha apelado a la "singular tipología" de la comunidad autónoma castellanoleonesa, con poblaciones muy pequeñas y una gran extensión y dispersión territorial, para defender la necesidad de establecer también un "estrategia singular" a través de esas siete rutas móviles que, según ha asegurado también, dan servicio a muchas personas.

 

El director comercial de EspañaDuero ha dado también por finalizadas todas las exigencias de desinversiones que, según sus datos, quedaron cubiertas en 2016.