Cómo lograr la devolución de la plusvalía sin dejarse pasar los plazos

Los plazos varían mucho en función de cómo se haya girado el impuesto: tenemos cuatro años de manera genérica, pero hay casos en los que sólo hay un mes. Lo más recomendable es pagar y luego reclamar. 

El diablo está en los detalles, y en el caso de la devolución de la plusvalía, también. La anulación del impuesto por parte del Tribunal Constitucional puede generar una catarata de reclamaciones en los ayuntamientos, que según los primeros cálculos se están jugando casi 2.500 millones de euros de uno de sus tributos más importantes. Lo primero es tener claros los plazos porque varían mucho en función de cómo se haya girado el impuesto: tenemos cuatro años de manera genérica, pero hay casos en los que sólo hay un mes. Pero, ¿cómo conseguir que nos devuelvan lo pagado? Así hay que actuar según los expertos.

 

 

¿QUIÉN PUEDE RECLAMAR?

 

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU), conocido como plusvalía municipal, es un impuesto de carácter local. Pueden reclamar aquellos que hayan abonado el impuesto por plusvalía municipal por una operación con pérdidas en los últimos cuatro años, teniendo en cuenta que el plazo de prescripción para solicitar las devoluciones de los ingresos indebidos será de 4 años desde el día siguiente al pago del mismo.

 

 

¿QUÉ PLAZO TENEMOS?

 

Según reclamador.es, hay que distinguir entre supuestos de autoliquidación, aquellos casos en los que el propio contribuyente presenta el impuesto y calcula la cuantía a pagar; y liquidación, aquellos otros en los que el contribuyente simplemente informa al Ayuntamiento de que se ha producido el hecho imponible del impuesto y es éste quien gira de oficio una liquidación al sujeto pasivo indicando el periodo de pago y la cuantía total.
 

Para los casos de autoliquidación, el plazo para instar la devolución del impuesto, a través de un escrito de rectificación de autoliquidación con solicitud de devolución de ingresos indebidos, es de cuatro años desde que se hizo efectivo el pago del impuesto. En cambio, para los casos de liquidación, el plazo para instar la devolución del impuesto a través de la presentación de un escrito de reposición o directamente mediante la presentación de una reclamación económico-administrativa será de un mes desde que se notificó el acto. En algunos ayuntamientos los plazos han dejado de correr, así que no hay que alarmarse.

 

 

¿QUÉ PASOS HAY QUE SEGUIR?

 

Una vez conocidos los plazos, para aquellos que estén en trámites de venta y se enfrenten a esta situación, los expertos recomiendan pagar el impuesto y luego reclamar la devolución para evitar posibles recargos por intereses o multas.

1. Hay que presentar un escrito de solicitud de rectificación y devolución del impuesto ante el Ayuntamiento al que se pagó el impuesto, incluyendo la cantidad que éste debe reembolsar.

2. En caso de que la resolución no sea favorable se podrá acudir a la vía administrativa para reclamar la cantidad pagada.

3. Si no se obtiene una resolución favorable, el afectado puede iniciar el procedimiento judicial y presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia que le corresponda.

 

En todo caso, los expertos esperan que próximamente se abra un protocolo de reclamación unificado en todos los ayuntamientos que facilite que los afectados puedan recuperar su dinero.

 

 

¿QUÉ DOCUMENTACIÓN SE NECESITA?

 

Para proceder a la reclamación del impuesto, según apuntan desde Bufete Rosales, los ciudadanos que cumplan los requisitos deberán aportar la siguiente documentación:

1. La escritura pública o el documento oficial en el que conste el acto jurídico que ha dado lugar al devengo del impuesto.

2. La referencia catastral del bien y el valor catastral del mismo tanto al momento de adquisición como al de la retribución del impuesto.

3. El justificante de pago en el que conste la cantidad abonada por el impuesto de la plusvalía.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: